La venganza de Clarín, la disciplina de clase, el odio gorila.























La intervención militarizada con tropas de Gendarmería al gremio de Canillitas, la separación del compañero Omar Plaini de la conducción del gremio por parte del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, que nada tiene que hacer en este caso, es otra andanada del Gobierno clasista de Mauricio Macri contra los trabajadores y sus organizaciones.

Estamos ante una venganza del Grupo Clarín, que desde hace años quiere castigar a un gremio que pone frenos a la inicua explotación de un monopolio insaciable.

Pero es más que eso. Para el Pro y sus secuaces, el movimiento obrero es la "mafia" laboral. Éste es el cuarto sindicato que intervienen, algo nunca visto bajo condiciones de institucionalidad constitucional.

Si el resto de los sindicatos y organizaciones políticas no intervienen contra esta ofensiva judicial (nunca hay que olvidar que el poder judicial se mantuvo en funcionamiento durante las dictaduras militares) y ante este comportamiento clasista y revanchista, condenarán a los trabajadores y al pueblo argentino a la indefensión. Y a sí mismos, a la desaparición.

No alcanza con un comunicado de la CGT. El Pro no piensa detenerse hasta intervenir la CGT, la CTA y destruir el movimiento obrero. Su modelo es Chile. Su plan no admite renuncios.

Los compañeros del partido Patria y Pueblo - Socialistas de la Izquierda Nacional nos solidarizamos con los trabajadores Canillitas y su Secretario General, denunciando la arremetida oligárquica del gobierno nacional y a los diarios Clarín, Perfil y La Nación como gestores de este nuevo ataque en la verdadera guerra que el régimen macrista ha desatado contra la inmensa mayoría del pueblo argentino.


MESA NACIONAL
Néstor Gorojovsky - Secretario General
Bailón Gerez - Aurelio Argañaraz - ​Rubén Rosmarino - Pablo López - Lorena Vázquez - Hugo Santos - Jacinto Paz - Gastón González

No hay comentarios:

Publicar un comentario