POR LA EMERGENCIA SOCIAL Y LABORAL



























Patria y Pueblo-Izquierda Nacional, la Agrupación Aukache y el Centro de Estudios Nacionales A. Jauretche convocamos este viernes a partir de las 16 horas a acompañar la movilización para exigir la sanción de la Ley de Emergencia Social.

Once meses del régimen del capital extranjero y de la oligarquía presidido por Mauricio Macri llevaron a los trabajadores argentinos a una situación de creciente desesperación. Los más castigados son los de menores salarios, los trabajadores de la Economía Popular y los excluidos por la desocupación en alza. 

Apoyamos la movilización del 18 de noviembre, organizada por diversas organizaciones sociales y gremiales de la Economía Popular conjuntamente con las centrales obreras, por visibilizar la injusticia criminal de la política económica actual y exigir la creación de puestos de trabajo, el freno a los despidos y suspensiones y la instrumentación de un salario complementario para los trabajadores de la Economía Popular.

Sabemos que la verdadera solución a los problemas de los trabajadores pasa por el más rápido derrumbe de este programa antiargentino que despliega el imperialismo a través del PRO y sus talibanes del coloniaje, pero también sabemos que ningún sector social debe quedar olvidado en las luchas por la dignidad de nuestros compatriotas.

Es necesario la creación de un gran Frente de Defensa Nacional, donde estén incluidas todas las organizaciones del pueblo, los sindicatos tanto de la CTEP, la CTA como de la CGT y los partidos políticos que queramos ponerle un freno a esta restauración oligárquico-imperialista que se lleva puesto al pueblo entero. Esta movilización es un ejemplo cabal del camino que debemos reconstruir juntos.

LA MAYOR INSEGURIDAD LA TENEMOS EN MALVINAS























Desde Patria y Pueblo – Socialistas de la Izquierda Nacional repudiamos toda actividad militar británica en las Islas Malvinas, territorio ocupado argentino, y sabemos que nuestro pueblo considerará este atropello como una agresión a los intereses de nuestro país y de la Patria Grande.   

El gobierno del Reino Unido que ocupa ilegalmente las Islas Malvinas, tal como el propio régimen de Mauricio Macri reconoce, se envalentona ante la aparente decisión de los argentinos de haber colocado de presidente de la nación a un verdadero súbdito colonial británico.   

Exigimos que el gobierno de Mauricio Macri presente el caso inmediatamente a las Naciones Unidas como corresponde a un Estado soberano que defiende los intereses de la Patria, caso contrario, se hará pasible de la calificación de Gobierno de Traidores a la Patria por permitir actividades militares potencialmente agresivas contra nuestro territorio desde suelo argentino ocupado ilegalmente por una potencia colonial.

MACRI ACABA DE DARNOS UNA IMPORTANTE LECCIÓN

Por Néstor Gorojovsky























Es sumamente interesante la afirmación de Mauricio Macri de que solo admitirá que se juzgue su gobierno a partir de los datos de pobreza que acaba de publicar el INDEC ayer, miércoles 28 de septiembre.

Aparentemente es una incitación a la desconfianza en el "INDEC intervenido", pero no nos equivoquemos, es mucho más que eso.

Sobre la conveniencia o no de la política seguida bajo el kirchnerismo hacia el INDEC no me pronunciaré en público. No tengo la menor intención de que la contrarrevolución rampante con Macri pueda aprovechar nada de lo que uno de nuestro campo pueda decir para llevar agua a su molino criminal.

Lo que importa es otra cosa: es la lección de conciencia de clase y de política que Mauricio Macri nos da con esa declaración.

Concretamente, Macri se ampara en una cuestión técnica -que le importa un bledo, y en todo caso apenas si logra comprender- para negar la importancia de los miles de argentinos cuyas vidas han empeorado visiblemente desde el momento mismo en que decidió imponernos a todos la pesadísima carga de sostener con nuestro nivel de vida (y nuestras mismas vidas) a la crápula oligárquica e imperialista que él quiere representar.

Está haciendo lo de los yanquis en Irak: tuvieron que matar millones de iraquíes y convertir al país en un infierno, sí, pero esos no cuentan en sus cifras de muertos y heridos, porque lo importante era restaurar el carácter colonial de Irak, que Saddam Hussein, con todos los defectos que se le quieran ver, mantenía todo lo lejos que podía.

Para Estados Unidos era necesario "bomb Irak back to the Middle Ages", llevarlo a fuerza de bombardeos a la Edad Media. Así es como tienen que ser las cosas, ahora sí, con la faena cumplida, veamos muertos. Los otros no cuentan, son daños colaterales.

Aprendamos a tener conciencia de clase y de patria, argentinos. Acabamos de ser expropiados. El defensor de la propiedad privada Macri nos expropió. Nos confiscó, luego empieza su propia contabilidad.

Cuando lleguemos de nuevo los argentinos al poder en nuestro país lo tenemos que hacer con los métodos del macrismo. Obviamente, "los argentinos" excluye, por definición, al Pro: el Pro es una infección imperialista, que circula por nuestra sangre atado al dólar que nos inyectó Martínez de Hoz en 1976. Es el imperialismo, el azar de parto no puede dar derechos políticos en una semicolonia.

Primero expropiaremos a los oligarcas. Nacionalizaremos todas las palancas estratégicas de la economía. Después haremos las cuentas que nos parezcan convenientes. Eso, señoras y señores, se llama hacer política de gran vuelo. El resto, como se demuestra hoy, es no tomarse en serio el destino del pueblo argentino y de la nación entera.


* Artículo editado de la publicación original en www.facebook.com/Política-y-afines