Ir al contenido principal

Ante la interesada defensa del juez subrogante Luis María Cabral

El estáblishment local y las grandes potencias extranjeras son conscientes de la importancia que tiene en la defensa de sus intereses la judicatura achacosa que tan bien encarna el valetudinario juez Fayt. La vienen defendiendo a capa y espada, por ello, contra un gobierno que (¡habrase visto!) pretende ponerla al servicio de la Nación. De allí el escándalo que hizo en su momento con el ya humoso fantasma del fiscal Alberto Nisman.

Tras haber fracasado con el oscuro caso Nisman, el régimen pretende ahora oponer al gobierno nacional un nuevo defensor de la “independencia de la Justicia”: el juez subrogante Luis María Cabral, quien tras haber sido nombrado a dedo fue devuelto a su fuero, con fundamento de ley.

“Subrogante”, en la jerga tribunalicia, quiere decir interino. Lo que buscó el gobierno argentino fue regularizar la situación, sustituir al subrogante, al mero interino, con un magistrado que cumple con todos los requisitos de ley. Más para el estáblishment, tan fecundo en triquiñuelas de juzgado, este subrogante en particular no puede ser sustituido, porque es, como Nisman, funcional a sus intereses.

Se abren así por fin ante Cabral las rutilantes puertas del cabaret oligárquico, pero no como parroquiano sino como nueva doncella con destino de pupila.

La maniobra cuenta con mentores de la derecha rancia y la “izquierda” cipaya, desde Macri y Sanz a Jorge Altamira, todos denunciantes del nuevo “atropello” al Poder Judicial y su célebre “independencia”. Esto bastaría para dar motivo a esta declaración.

Pero quienes militamos en Patria y Pueblo – Socialistas de la Izquierda Nacional tenemos un motivo adicional para pronunciarnos respecto a los hechos vinculados con la subrogancia del Dr. Cabral.

El periodista Martín Granovsky, al tratar la cuestión en Página 12, recordó (sin que viniera al caso) que Cabral es “un antiguo simpatizante del escritor Jorge Abelardo Ramos, que en estos años se convirtió en un movedizo operador de la ultraconservadora Asociación de Magistrados”.

A continuación apareció una nota de Víctor Ramos, el mayor de los hijos biológicos de Jorge Abelardo Ramos, que intenta una impúdica y lamentable defensa de Cabral, que contrasta, incluso, con la posición de los hijos del propio juez –militantes kirchneristas– a los que debe reconocerse la valentía de cuestionar las posturas de su padre.

A su vez el diario La Nación y otros medios oligárquicos elogian al juez, instrumentando su pasado de militante revolucionario (un pasado muerto del conservador actual, que funge como aliado del bando mitrista). Oponen, dándonos una lección de manipulación política, el abogado “ramista” y corajudo que defendió presos políticos en su mocedad a las “debilidades para con Menem” de la Presidente de la Nación… omitiendo la capitulación menemista de Jorge Abelardo Ramos, su hijo Víctor y el propio Cabral, premiado por el riojano con el cargo de juez, verdadero origen de la tan vapuleada subrogancia actual.

Los militantes de Patria y Pueblo hemos permanecido en la Izquierda Nacional, y tenemos en su programa político –representar en el seno del frente nacional los intereses históricos de la clase obrera–nuestra razón de ser. Nos vemos así forzados a señalar con energía que nada nos liga a dichos personajes, quebrados que se adornan con el prestigio del “primer” Ramos y usan con fines crematísticos su otrora justificada fama.

Alguna vez Ramos fue para nosotros una referencia honrosa; es más, fue, con el compañero Jorge Enea Spilimbergo –fiel a nuestras ideas hasta el fin de su vida, discípulo y verdadero heredero de lo mejor del pensamiento y la acción de Jorge Abelardo Ramos– un inspirador. En su papel de líder del PSIN y del FIP, en sus trabajos hasta mediados de la década del 70, Ramos reflejaba como nadie la ideología y la política de nuestra fuerza.

A partir de entonces, Ramos derivó junto a parte de nuestro activo hacia el aventurerismo político y la secta. Ese camino lo llevó, finalmente, a confluir con Menem y el neoliberalismo; renegando no sólo de los principios socialistas, sino también de las banderas nacionales, que fueron nuestro nexo con el peronismo histórico y son hoy el fundamento del apoyo que hemos brindado y seguiremos brindando al movimiento nacional, más allá de sus límites y contradicciones.

La funcionalidad oligárquica tan obscenamente puesta hoy de relieve por la convergencia de Víctor Ramos, Granovsky, Altamira y los Mitre en la defensa del subrogante demuestra otra vez más la urgente necesidad de reconstruir una Izquierda Nacional que retome las banderas que Cabral, como otros, dejó caer.

Buenos Aires, julio de 2015

MESA NACIONAL
Néstor Gorojovsky, Secretario General
Bailón Jerez, Juan María Escobar, Rubén Rosmarino, Lorena Vazquez, Hugo Santos, Aurelio Argañaraz, Pablo López, Silvio Zuzulich, Edgardo Sánchez, Jacinto Paz.

-----------------
Al pie brindamos a los interesados el link de los sitios donde pueden leerse, en el orden señalado, los textos de Martín Granovsky, Juan Cruz Cabral (hijo del juez), Víctor Ramos, Jorge Fernández Díaz, de “La Nación”, y Jorge Altamira, en el sitio web del Partido Obrero.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-275909-2015-06-28.html
http://vdxonline.com/portal/index.php?option=com_content&view=article&id=18408:el-hijo-militante-de-cabral-critica-a-la-justicia&catid=78:regionales&Itemid=522
http://www.victorramos.com.ar/notas/quien-es-el-juez-luis-maria-cabral
http://www.lanacion.com.ar/1807762-el-kirchnerismoy-su-espectacular-admision-de-culpas
http://www.po.org.ar/prensaObrera/1370/politicas/jorge-altamira-sobre-la-remocion-de-jueces-de-casacion


Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Unidad Se Van, con Programa No Vuelven

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.
I - El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.
No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigen…

La venganza de Clarín, la disciplina de clase, el odio gorila.

La intervención militarizada con tropas de Gendarmería al gremio de Canillitas, la separación del compañero Omar Plaini de la conducción del gremio por parte del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, que nada tiene que hacer en este caso, es otra andanada del Gobierno clasista de Mauricio Macri contra los trabajadores y sus organizaciones.

Estamos ante una venganza del Grupo Clarín, que desde hace años quiere castigar a un gremio que pone frenos a la inicua explotación de un monopolio insaciable.
Pero es más que eso. Para el Pro y sus secuaces, el movimiento obrero es la "mafia" laboral. Éste es el cuarto sindicato que intervienen, algo nunca visto bajo condiciones de institucionalidad constitucional.
Si el resto de los sindicatos y organizaciones políticas no intervienen contra esta ofensiva judicial (nunca hay que olvidar que el poder judicial se mantuvo en funcionamiento durante las dictaduras militares) y ante este comportamiento clasista y revanchista, condenarán a los …