FRENTE AL ARREBATO DE LOS BUITRES

Lo que está en juego en el conflicto con los buitres, dicta el título de esta declaración. Como lo ha dicho la Presidente de la Nación, se disputa el presente y el futuro del país. Esos son los términos objetivos del problema, más allá de las ideas y rencillas de facción y de la mezquindad política de los partidos sin porvenir. Se trata, no cabe duda, del máximo enfrentamiento con el imperialismo mundial que vive la Argentina desde la guerra de Malvinas. En este caso, de una brutal agresión del Poder Judicial de los EEUU, apoyado por su gobierno, digan lo que digan los vendepatrias y sofistas, que simulan creer en “la independencia de los poderes” de un país “serio”, ignorando que su historial abunda en la creación de “pruebas” y argucias destinadas a justificar sus invasiones y represalias, dictadas por la voluntad de hegemonía mundial.

Para cualquier argentino bien nacido, esta es la obvia conclusión. Sin embargo, como en todas las oportunidades en que hizo falta defender la soberanía contra los mandamás del planeta, la Patria contempla el miserable espectáculo de una canalla interna que no tolera ningún conflicto con el imperialismo mundial, aun en el caso de que no tengamos otra alternativa digna de evaluarse, y la agresión externa sólo tenga como motivo una especulación financiera ruin y delictuosa, y –esto vale para el gobierno de Obama– sea manifiesta la voluntad de castigarla insubordinación del país a los centros financieros que imponen sus recetas a los pueblos del mundo, en el escenario de la decadencia de un capitalismo senil.

Esa canalla de “amigos” de los buitres –“nuestros” buitres– abunda en la Argentina por una razón, que debemos explicitar, para arrojar luz al fondo del drama: nuestro país, pese a la obra del primer peronismo, pese a lo logrado en la última década, es aún hoy un país semicolonial, en el cual el imperialismo tiene una presencia económica formidable, y culturalmente dominante. El comercio exterior, dominios extensos de la producción y el comercio ilustran el hecho. No estamos frente a  “un factor externo”; menos que menos después del ciclo que comenzó en el Proceso y se prolongó hasta comenzar el presente siglo. Hablamos de un poder que está aquí, prevalece en la economía. Y procura perpetuarse, en todos los planos, usando –y respaldando– a sus diarios, sus medios de comunicación, sus políticos, sus economistas, etc.

Vamos a nombrar sólo algunas figuras entre los muchos que sirven al capital extranjero (el que a su los sostiene, les paga las campañas, les brinda prensa, publicidad y fama, que jamás obtendrían por mérito propio, por talento y aptitudes): en los últimos días,  Carrió y Stolbizer han exigido “no malvinizar” el tema buitres. Carrió, además, para cerrar el círculo, ha cuestionado “los acuerdos con Putin”, según ella “el peor y más perverso de los líderes mundiales, que está buscando dominar el mundo” ¡Es el discurso del Departamento de Estado! ¡Condoleezza Rice, la Secretaria de Bush, no lo hubiera dicho mejor! El radical Sanz, por su parte, pide expresamente “que se cumpla con la sentencia” (de Griesa). Y Méndez, el jefe de la UIA y hombre de Sergio Massa, pide “especialistas”, para que ¡“toda la responsabilidad no recaiga en un jovencito y una señora”!

¿Qué significa “no malvinizar” o “no dramatizar”? Lisa y llanamente, ignorar la gravedad del tema y suponer que se trata de un problema “sólo” judicial y financiero ¿Qué pretende Sanz, sino volver al caos del 2001, al añadir a la deuda 120 mil millones, por disparar los efectos de la cláusula Rufo? ¿qué “especialistas” quiere el señor Méndez? ¿Domingo Cavallo, Daniel Marx, López Murphy?

Está claro: este miserable cacareo de gallinas asustadas no contiene una sola idea aplicable al problema que no sea poner de rodillas otra vez al país. Esa sería su “gestión especializada” ¡Sí! ¡Es  lo que aprendieron coqueteando con sus “contactos internacionales”. Es lo único que saben hacer.

Compatriotas: Nuestra nación argentina enfrenta el intento del imperialismo en sus formas juridicas y financieras de Recolonizar nuestra patria imponiéndonos un nuevo mega endeudamiento para apoderarse con nuevos bonos de todo el patrimonio nacional, nuestros recursos naturales, las empresas estatales o de mayoría estatal, las fábricas y la producción en especial los alimentos, todo, patrimonio en última instancia del pueblo Argentino.

Pagamos un costo muy caro social, económico y político a partir de 1976  con la dictadura impuesta por la oligarquía nativa con la Sociedad Rural Argentina y Martínez de Hoz, des industrializando el país apoyado por las Fuerzas Armadas y el terrorismo de estado, el crecimiento de la deuda externa que continuo en democracia cuya culminación fue la entrega por el Menemismo del patrimonio de los Argentinos, los fracasados megacanjes y blindajes con De La Rua y la alianza hasta el estallido popular en el 2001 y la crisis posterior.

Hoy nuevamente desde la tribuna de la Rural su presidente Luis Miguel Etchevehere tildo el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner como corruptos, ignorantes e ineficaces. Un populismo demagógico y  una década depredada que extiende sobre todos una sombra de un nuevo default mientras nos dicen que la cuenta la pague el que sigue; La oligarquía, clase dominante de la Argentina se presenta como víctima y no como los verdaderos saqueadores de la nación, junto a la gran burguesía nativa y al imperialismo.

En la respuesta del país, el gobierno nacional ha obrado en resguardo de la soberanía nacional y del interés general del pueblo argentino. Si del imperialismo y sus socios internos dependiera, la Argentina recaería en el sometimiento total, el lugar en el cual  están hoy países enteros, como Grecia, España, Portugal, Irlanda y estará Ucrania, si allí prevalece el bloque conformado por los EEUU y la Unión Europea.


Pero esos poderes no se impondrán, aquí, en Latinoamérica. Nuestros pueblos no quieren entrar al futuro dando marcha atrás. Los argentinos estamos alerta y dispuestos a movilizarnos contra esta nuevo agresión imperialista, apoyando lo actuado por el Gobierno Nacional Junto a los hermanos latinoamericanos y los países emergentes vamos a ganar esta batalla.

Buenos Aires, 29 de julio de 2014


Mesa Ejecutiva Nacional
Néstor Gorojovsky, Secretario General
Bailón Jerez, Juan María Escobar, Rubén Rosmarino, Lorena Vazquez, Hugo Santos, Aurelio Argañaraz, Pablo López, Silvio Zuzulich, Edgardo Sánchez, Jacinto Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario