Ir al contenido principal

CABA: nos movilizamos porque hay que terminar con el despotismo macrista

Este gobierno convirtió la que alguna vez fue Capital Federal de Todos los Argentinos en una Ciudad Autónoma de los Privilegiados Antinacionales y Antipopulares. Especuladores, intermediarios, contratistas del Estado, financistas sin más patria que la evasión fiscal y el dólar ilegal, punteros al servicio del poder, matones y barrabravas de puño cobarde y escribas a sueldo de la oligarquía y del imperialismo se arracimaron bajo el manto de su "Pro". Con su propuesta de transformar al distrito más rico de la aglomeración más grande del país en un coto cerrado para quienes pudieran pagarlo, obtuvo total apoyo de los que todavía hoy hacen del exclusivismo antinacional de la ciudad de Rivadavia y Mitre su divisa excluyente.

Macri no gobierna por métodos democráticos. Nunca lo hizo. Se inauguró con la mítica UCEP, unidad de choque dedicada a patear a los "sin techo", quemarles sus pertenencias, expulsar ilegalmente y en nocturnidad alevosa centenares de familias de las viviendas improvisadas que habían logrado instalar en conventillos abandonados del Sur. Esa fue su marca de fábrica. La violencia callejera de las banditas fascistas de la pequeño burguesía racista, desclasada y semicriminal que tantos servicios le prestaron mientras hizo lo que él  lama su "iniciación en la política": la presidencia de Boca Juniors.

De qué podemos asombrarnos cuando luego pone al "Fino" Palacios al frente de una Policía Metropolitana que se especializa en atacar con bravura a médicos, enfermeros y pacientes de un hospital neurosiquiátrico...

Macri explicó desde el vamos que su héroe declarado en la intendencia fue el Brigadier Cacciatore, bombardeador de civiles inermes en 1955 y posteriormente déspota urbano del videlato, especialista en sacar pobres del distrito federal para arrojarlos en camiones a los últimos rincones de la aglomeración Buenos Aires, en los confines de los partidos más alejados del conurbano.

La dictadura de Macri no se liquidará solamente concentrándose en arrebatarle parcelas de poder urbano en un combate interminable para poner en marcha subgobiernos comunales. A Macri se lo desplazará también convenciendo a la mayoría de los porteños, a los peronistas que ocupan sus barriadas más humildes y a los integrantes más conscientes de las clases medias, de que no se puede gobernar contra la voluntad mayoritaria del país, ni tampoco sacándose de encima los pobres para administrar un country club de privilegio.

Macri es la Ciudad de la Furia. Solo apelando a las reservas patrióticas, nacionales y solidarias de los humildes de la ciudad, Buenos Aires dejará de ser la Ciudad de la Furia y volverá a ser la Capital Federal de los argentinos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Unidad Se Van, con Programa No Vuelven

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.
I - El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.
No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigen…

Salió PyP 64. Editorial. Conseguilo

Editorial por Néstor Gorojovsky
El dúo Pinedo - Pichetto y la intervención del PJ
Semanas atrás, Nicolás Massot le informó a los radicales que apoyan a Macri -en un supuesto desliz “fuera de cámaras”- que el futuro del partido de Yrigoyen sería morir o disolverse en el Pro, que a su vez intentaría hegemonizar una alternancia entre Cambiemos y un peronismo renovado.
El 24 de marzo de 2018 (nada menos…), el diario “La Nación” publicó un reportaje al senador peronista Miguel Ángel Pichetto, quien, ávido de renovar, corroboró como opositor la “doctrina Massot”.
Tras defenestrar pavlovianamente al kirchnerismo, Pichetto planteó que para “ser competitivos”, los peronistas “deberíamos hacer un compromiso con la sociedad de renuncia a cualquier modelo intervencionista de corte estatista … abonar un camino de construcción más ligado a un capitalismo moderno y no a marcos cerrados como fueron en los últimos cuatro años el cepo y la no salida del default”. Es decir, para ganar alguna vez, el peronis…