Todos en Guardia por la Soberanía Popular


PATRIA Y PUEBLO SE DECLARA EN ALERTA FRENTE A
UNA POSIBILIDAD DE GOLPE SUAVE EN LA ARGENTINA

Declaración del partido Patria y Pueblo - Socialistas de la Izquierda Nacional

1.- Ayer, 3 de octubre, el personal subalterno de la Prefectura Naval Argentina se colocó en estado de asamblea por una incorrecta liquidación de haberes y desencadenó una serie de movimientos similares que se extendieron a la Gendarmería Nacional y otras fuerzas, que aún siguen en esa situación.
Más allá de la indudable validez del reclamo gremial, el partido Patria y Pueblo – Socialistas de la Izquierda Nacional advierte que este movimiento inusual puede terminar confundido con los recientes caceroleos de claro signo antinacional y oligárquico, en una estrategia de desgaste y “golpe blando” contra el gobierno nacional.

2.- Patria y Pueblo se declara en estado de alerta ante la eventualidad de que esta situación termine coadyuvando a poner en riesgo la soberanía popular personificada en la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner. Esa soberanía popular es condición de legitimidad de los propios mecanismos formales de la democracia. Si lograsen aprovechar esta movilización para sus propios fines, los promotores de la caída del actual gobierno obrarán en sentido opuesto a los intereses del pueblo y, desde ya, de la suboficialidad ahora movilizada que, como han subrayado sus voceros, forma parte del mismo.

3.- Dicho esto, debe quedar en claro que este reclamo gremial forma parte de la lucha de todos los asalariados por una ampliación de sus derechos y remuneraciones reales para recuperar el terreno perdido al menos desde el golpe de Estado de 1976. Esos derechos y remuneraciones todavía siguen recortados, a veces drásticamente, por normas jurídicas y administrativas heredadas del ciclo funesto abierto en setiembre de 1955, y no se desmontaron aún, pasados ya casi nueve años de un gobierno que no vacilamos en caracterizar como el mejor gobierno argentino desde la muerte del General Perón. Estas supervivencias jaquean la continuidad misma de un proyecto en cuya profundización se cifran las esperanzas de un pueblo entero.

4.- No cabe descartar la intencionalidad política, amén de una posible defensa de intereses de casta, de quienes tuvieron la responsabilidad administrativa de ejecutar el decreto 1307 que provocó el movimiento.
Y si no las hubo, la ineficacia demostrada es razón suficiente para tomar severas medidas.
La investigación anunciada por el Dr. Abal Medina, debe servir de punto de partida para una completa renovación de los cuadros superiores de las fuerzas armadas y de seguridad. Pero además se impone devolver a éstas en su conjunto un rol protagónico y dignificado, coherente con su origen y función, cuya ausencia so pretexto de "proteger la democracia contra los golpes de Estado" es irritativa y fortalece a quienes insisten en mantener vivo un antimilitarismo abstracto que solo beneficia a los enemigos de la patria.

5.- Las recientes experiencias de Honduras y Paraguay demuestran que la democracia, mecanismo imprescindible de representación de la voluntad mayoritaria, no es suficiente garantía de respeto a la soberanía popular. Si bien la declaración parlamentaria de apoyo al sistema democrático que obtuvieron los legisladores del oficialismo es un primer paso positivo con respecto a tiempos idos, sería ingenuo ignorar que algunos de los firmantes lo hicieron con probable reserva implícita de su “derecho” a utilizar los mecanismos democráticos para violentar esa soberanía.
El hecho de que los catorce senadores radicales y la senadora por el Frente Amplio Progresista María Eugenia Estenssoro hayan negado su firma al documento de mínima promovido por el oficialismo es sobrado aval de estas prevenciones. Instamos al oficialismo a trabajar para conseguir un pronunciamiento más duro, de defensa irrestricta de la soberanía popular, y la denuncia posterior de quienes rehúsen sumarse, como golpistas encubiertos.

6.- Lejos de demostrar las dificultades que implica una declaración más contundente, esa renuencia senatorial revela la necesidad urgente de su obtención. Del mismo modo, es preocupante por sus implicancias la ausencia de pronunciamientos explícitos de defensa simultánea y activa de la soberanía popular y de los derechos laborales de los trabajadores por parte de diversos sectores del movimiento obrero, que dejan así librado el respaldo al gobierno a un entusiasta pero minoritario apoyo de pequeños grupos de militantes y sus pintadas.
La conspiración oligárquico-imperialista es permanente, y mucho más amplia que un monopolio mediático: antecede al “grupo Clarín”, no da más que lo imprescindible por su subsistencia, y continuará no solo después del 7 de diciembre sino incluso en la lejana eventualidad de que el Sr. Magnetto alguna vez termine tras las rejas por el caso Papel Prensa.

7.- Todo esto demuestra de nuevo que solo el aislamiento político extremo de la minoría plutocrática (partidaria del retorno al peor de los pasados) y la movilización general del pueblo argentino y su presencia activa, permanente y vigilante en las calles de la patria pueden poner punto final a la permanente conspiración de los sectores privilegiados, responsables de la devastación económica, social y humana de nuestra Patria, y dispuestos a todo para torpedear el esfuerzo común de reconstrucción de la Argentina en el seno de la reunificación latinoamericana. 

TODOS EN GUARDIA POR LA SOBERANÍA POPULAR

Mesa Ejecutiva Nacional:
Néstor Gorojovsky, Secretario General
Bailón Jerez, Juan María Escobar, Rubén Rosmarino, Lorena Vazquez, Hugo Santos, Gustavo Battistoni, Pablo López, Silvio Zuzulich, Edgardo Sánchez, Jacinto Paz. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario