Ir al contenido principal

Libia: la insurrección es una sangrienta maquinación imperialista

La descarada intervención colonialista de las grandes potencias en Libia pretende convertir ese país en cabecera de playa africana de la Tríada imperialista liderada por EEUU. La composición del Consejo de Transición lo demuestra. Todos sus puestos clave están ocupados por políticos y tecnócratas de filiación y formación estadounidense y neoliberal. La economía quedará en manos de un empresario de Bengazi íntimamente vinculado con la familia al-Sanusi, que gobernó el Este del país como cipayos sucesivos del Imperio Otomano y de la ocupación italiana, para luego regir Libia entera bajo el control británico a partir de 1951.

Muammar Gadaffi terminó en 1969 con ese oprobioso régimen que no solo entregaba las riquezas libias al mejor postor (a cambio de una suculenta participación en los beneficios) sino que además admitía la presencia de bases extranjeras en su territorio. Todos los argumentos con los que se organizó la campaña militar de la OTAN y sus tropas nativas son falaces o directamente falsos. El régimen liderado por Gadaffi no es víctima de sus errores, sino de sus virtudes. Su régimen concitó en su contra el odio y la codicia de la burguesía imperialista, esa pandilla de bandidos que gobierna el mundo desde Washington y, subsidiariamente, desde Londres, París, Roma y otras capitales.

También la Casa de Saud, paradigma de las monarquías feudales y reaccionarias del mundo árabe, que rige su país como una satrapía medievalista al servicio de las grandes compañías petroleras angloestadounidenses, ejerce su fétida influencia sobre los emiratos del Golfo y sobre Pakistán, proporciona una base objetiva de poder al terrorismo de derecha islámica, e impide con todas sus fuerzas el avance de la revolución nacional árabe.

El pueblo libio, al que Muammar Gadaffi extrajo, al menos parcialmente, de esa máquina vampírica, debe a los tan meneados "42 años en el poder" del "dictador, criminal y terrorista" el control de sus reservas petroleras, el índice de desarrollo humano más alto de África (superior incluso al de Sudáfrica), sistemas educativo y de salud gratuitos y públicos, viviendas a bajo precio, y múltiples beneficios más. Los países africanos le deben el apoyo permanente a la constitución de la Unión Africana, la propuesta de financiar un Banco africano con las 7000 toneladas de oro que alberga su país, y múltiples iniciativas de desarrollo, que financiaba directamente.

La agresión de la OTAN reproduce el atentado a la ley internacional y el derecho de gentes que se inauguró en Yugoslavia: un grupo de países, de negro pasado y oscuro presente, se arroga el privilegio de decidir quién es "democrático" y quién no lo es, y actúa como policía política internacional sin rendir cuentas ante nadie. Si los sublevados libios logran mantenerse en el poder sin acuchillarse entre ellos, deberán enfrentar una creciente resistencia de la población. No por casualidad, la OTAN ya ha declarado que no tiene plazos para retirarse de ese país.

Se abre en Libia una nueva etapa de lucha anticolonialista. Los actuales criminales serán destruidos, más tarde o más temprano, por las fuerzas que acaban de derrotar.

Buenos Aires, Agosto de 2011.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Unidad Se Van, con Programa No Vuelven

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.
I - El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.
No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigen…

La venganza de Clarín, la disciplina de clase, el odio gorila.

La intervención militarizada con tropas de Gendarmería al gremio de Canillitas, la separación del compañero Omar Plaini de la conducción del gremio por parte del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, que nada tiene que hacer en este caso, es otra andanada del Gobierno clasista de Mauricio Macri contra los trabajadores y sus organizaciones.

Estamos ante una venganza del Grupo Clarín, que desde hace años quiere castigar a un gremio que pone frenos a la inicua explotación de un monopolio insaciable.
Pero es más que eso. Para el Pro y sus secuaces, el movimiento obrero es la "mafia" laboral. Éste es el cuarto sindicato que intervienen, algo nunca visto bajo condiciones de institucionalidad constitucional.
Si el resto de los sindicatos y organizaciones políticas no intervienen contra esta ofensiva judicial (nunca hay que olvidar que el poder judicial se mantuvo en funcionamiento durante las dictaduras militares) y ante este comportamiento clasista y revanchista, condenarán a los …