Ir al contenido principal

Trabajo esclavo (2da parte)

PEONES GOLONDRINAS: PEOR QUE ESCLAVOS (2º Parte)

La compañera Presidenta Cristina Fernández, ante empresarios del turismo en Comodoro Rivadavia el pasado día 12 de Marzo, expresó que el desafío del país “no es económico, sino cultural”.

Coincidimos: la economía depende de la política y también de la cultura. Los cambios económicos son más inmediatos: los culturales demandan más tiempo.


La oligarquía terrateniente –clase dominante por excelencia- ejerció la hegemonía política-económica y cultural de la Argentina. Cuando el pueblo eligió a gobiernos nacionales y populares, como en 1916 a Hipólito Yrigoyen, en 1946 a Juan Domingo Perón, en 1973 a Héctor Cámpora y al mismo Perón nuevamente, esta clase social, Antinacional y sus aliados (la alta burguesía y el imperialismo) utilizaron a las Fuerzas Armadas para dar golpes de Estado que volvieran la historia hacia atrás. Repusieran los privilegios de las minorías aristocráticas, y sometieran al pueblo y al país a los designios de las potencias extranjeras.

La democracia recuperada en 1983 no pudo terminar con la pesada herencia de la dictadura, tanto en lo económico como en lo social y cultural. Es más, se profundizó la dependencia y la injusticia social.

A partir de la presidencia de Néstor Kirchner en 2003, y Cristina Fernández en 2007 retomamos el largo camino de la liberación nacional y social de nuestra querida Patria. Pero en 2008 sufrimos una derrota en la lucha por imponer la Resolución 125 que ponía en manos del Estado Argentino parte de la Renta Extraordinaria, fruto de los precios internacionales de la soja. Esa renta se la quedó la oligarquía.

La Sociedad Rural, Confederaciones Rurales Argentinas y sus socios menores en la Mesa de Enlace, Coninagro y la Federación Agraria Argentina, reunieron 300 mil argentinos en Figueroa Alcorta, para rechazar la aplicación de la 125. Y estuvieron allí hasta quienes serían perjudicados por la no aprobación de la misma.

Fue posible este triunfo oligárquico por la dominación cultural sobre amplias capas sociales de las clases medias: la pequeña burguesía, incluso parte de los trabajadores que creían en el mito que la prosperidad del “campo” se derramaba sobre todos los argentinos, a condición de que el Estado no le “expropie el fruto de su trabajo”.

Esta zoncera del siglo XXI fue bombardeada literalmente por la Gran Prensa Independiente sobre la población las 24 horas del día. El multimedios Clarín y La Nación, la “tribuna de doctrina” oligárquica, fueron la artillería en contra del Estado Argentino.

Hoy, cuando los organismos estatales coordinan su accionar para detectar y terminar con el trabajo esclavo, denuncian presión del Gobierno sobre “el campo”.

La AFIP, el ANSES y el Ministerio de Trabajo cumplieron su función de verificar la legalidad, el pago de impuestos, los aportes a la seguridad social y las condiciones de trabajo.

Durante el mes de Febrero, los operativos de AFIP y los ministerios de Trabajo de Nación y provincia de Buenos Aires relevaron a 2525 trabajadores: 1105 no estaban registrados, 195 eran indocumentados y menores. Según las actas labradas, en una gran mayoría de casos las condiciones laborales eran infrahumanas.

Este es el gran avance del Pueblo Argentino: mediante el Gobierno Popular de la compañera Cristina Fernández abrió las tranqueras de las estancias y hoy sabemos que no hay tal “paraíso terrenal” con peones felices en ellas, como nos enseñaron desde la escuela primaria.

Es nuestra tarea como militantes hacer nuestro aporte para abrir las mentes de quienes aún creen en el país oligárquico de “maravillas” de 1900.

Demoliendo la cultura oligárquica, reemplazando a ella por la genuina cultura Nacional y Popular, los Socialistas de la Izquierda Nacional trabajamos en ese sentido, y apoyamos la reelección de la compañera Cristina para continuar y profundizar el Proyecto Nacional, reiniciado en 2003. Es una construcción colectiva del Campo Nacional. Participar es Nuestro Deber.

Jacinto Paz
Referente de Patria y Pueblo del municipio bonaerense de Ituzaingó y miembro de la Mesa 25 de Mayo por el Proyecto Nacional

Fuente: www.rojosuburbano.com.ar

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Unidad Se Van, con Programa No Vuelven

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.
I - El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.
No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigen…

La venganza de Clarín, la disciplina de clase, el odio gorila.

La intervención militarizada con tropas de Gendarmería al gremio de Canillitas, la separación del compañero Omar Plaini de la conducción del gremio por parte del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, que nada tiene que hacer en este caso, es otra andanada del Gobierno clasista de Mauricio Macri contra los trabajadores y sus organizaciones.

Estamos ante una venganza del Grupo Clarín, que desde hace años quiere castigar a un gremio que pone frenos a la inicua explotación de un monopolio insaciable.
Pero es más que eso. Para el Pro y sus secuaces, el movimiento obrero es la "mafia" laboral. Éste es el cuarto sindicato que intervienen, algo nunca visto bajo condiciones de institucionalidad constitucional.
Si el resto de los sindicatos y organizaciones políticas no intervienen contra esta ofensiva judicial (nunca hay que olvidar que el poder judicial se mantuvo en funcionamiento durante las dictaduras militares) y ante este comportamiento clasista y revanchista, condenarán a los …