El Acceso a la Educación y el Estado de Bienestar


EL ACCESO A LA EDUCACIÓN Y EL ESTADO DE BIENESTAR
Por Jacinto Paz – Patria y Pueblo Ituzaingó

Los Estados de Europa occidental que hoy integran la Comunidad Europea de Naciones, fueron el modelo de democracias al cual aspiraban los países subdesarrollados, como el ideal a alcanzar por la industrialización que permitía el Pleno Empleo, y por las leyes protectoras de los trabajadores, de los ciudadanos y sus hijos. En síntesis: El Estado de Bienestar. 

La crisis del sistema capitalista a nivel mundial, barrió con esto. Aumentó la edad jubilatoria, los años de aportes, disminuyeron los subsidios a los desocupados y como lo expresara brutalmente el Ministro de Trabajo de España, “No es suficiente motivo ser madre para no regresar pronto al trabajo”, por lo cual redujo de 20 a 16 semanas la licencia por maternidad. 

El alto nivel de desarrollo humano alcanzado tenía como pilares la plusvalía extraída de los países del Tercer Mundo, a través del intercambio desigual entre los productos primarios exportados por los mismos, y los bienes industriales exportados por Europa hacia la periferia. 

La investigación y el conocimiento con profesionales investigadores y científicos, y el manejo de tecnología sofisticada posibilitó exportar y cobrar las patentes, licencias por la transferencia tecnológica para producir medicamentos, semillas transgénicas, máquinas o productos industriales. Esa masa de capitales les permitía a las burguesías europeas pagar buenos salarios y beneficios a sus trabajadores.

Pero tras la crisis, los déficits presupuestarios multiplicaron los recortes: en Inglaterra, la coalición de Conservadores y Liberal Demócratas del Premier David Cameron, con su Ministro de Educación Michael Gove, triplicó el costo de la matrícula anual en las universidades, ascendiendo de 3290 Libras (U$ 5300) a 9000 Libras (U$ 14.500). El salario medio es de 3400 Libras (U$ 5480). La mitad de los estudiantes no encuentra trabajo, por lo cual no podrán pagar la matrícula. Como consecuencia, multitudes de jóvenes se manifiestan en contra de estos planes. Cameron insiste con el proyecto de derecha, llamado “Big Society”, la Gran Sociedad cuyos puntos centrales son las escuelas libres. Esto consiste en entregar bonos a los padres para que elijan donde estudiarán sus hijos. La comunidad educativa, podría crear nuevas escuelas y administrarlas con el aporte de la administración pública, diseñando incluso su propia currícula, donde el Estado no tendría injerencia en los contenidos que se dicten: sólo aportaría fondos cada vez más reducidos. 

En Francia, decenas de miles de jóvenes se sumaron a las manifestaciones contra las reformas previsionales, pues prevén que con las mismas no podrán jubilarse. Según el socialista Jack Lang, Ministro de Cultura y luego de Educación entre 1981 y 2000, la escuela es víctima de una “hemorragia presupuestaria sin precedentes”, la cual dejó en la calle a 140 mil educadores desde 2002 y existe la perspectiva de nuevos ajustes de Nicolás Sarkozy y su Ministro de Educación Luc Chatel, hombre formado en institutos religiosos jesuitas. Trabajó en la industria y es licenciado en Gestión Empresaria. 

En Italia, la derecha del Primer Ministro Silvio Berlusconi y su Ministra de Educación Maria Stella Gelmini, impusieron la Reforma Educativa hace 2 años, despidiendo con ello a 130 mil trabajadores docentes y auxiliares de la escuela primaria, “ahorrando” 8000 millones de Euros del Estado. La argumentación es que hay menos alumnos en las escuelas públicas… pero los gremios del sector sostienen que hay menos italianos en las escuelas porque cada vez son más los “extranjeros” en las aulas, hijos de inmigrantes, pero en definitiva, no hay menos alumnos. “Este no es un mero recorte, sino el desmantelamiento de la escuela pública”, según afirman. En el ámbito universitario, la Reforma introduce a gerentes de empresas privadas en el Consejo de Administración de las universidades públicas y permite la apropiación del conocimiento generado en las mismas. 

Estas reformas son rechazadas por los estudiantes universitarios. 

En todos estos países, los recortes atacan al Estado de Bienestar que construyeron después de la Segunda Guerra Mundial, que dejó a Europa en ruinas. La educación representa en ese abandono de políticas igualitarias un punto trascendental, no por el presupuesto sino porque allí se disputa parte de la batalla por el diseño de la sociedad futura, en un continente que luego de aquel sueño igualitario descubre que gran parte de ese presupuesto es para educar a hijos de extranjeros, inmigrantes que cruzaron las fronteras y recurren a la escuela pública para integrarse y elaborar su propio plan de vida.

Nuestra querida Argentina tiene hoy una legislación que reconoce los derechos de aquellos hombres y mujeres que quieren integrarse plenamente a nuestra comunidad nacional, haciendo honor a las mejores tradiciones desde el nacimiento mismo de la Patria. Contra esta política de Estado, el xenófobo Macri Junior, hijo del inmigrante Franco Macri, tiene también una política de desmantelamiento de la educación y la salud públicas, sumano la no construcción de viviendas populares para que los pobres se vayan lejos, bien lejos de la Reina del Plata…

Esto provocó las tensiones sociales que terminaron con enfrentamientos entre las clases sociales bajas y los desposeídos, con muertos y heridos. Este es el resultado de las políticas retrógradas de este moderno hombre de las cavernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario