Ir al contenido principal

Repudio al asesinato de Mariano Ferreyra

QUIEN MATA A UN TRABAJADOR, MATA A TODOS LOS TRABAJADORES

En el día de ayer, se produjo un cruento incidente en Barracas, durante una movilización en la cual se enfrentaron, por un lado, trabajadores terciarizados de la empresa desprivatizada Línea Roca apoyados por militantes del Partido Obrero, y por el otro militantes y afiliados a la Unión Ferroviaria. Los terciarizados reclamaban su incorporación a la Línea Roca tras haber sido cesanteados en masa por la beneficiaria de la terciarización.

El incidente ha costado una vida y dejó dos heridos, uno en grave estado. Cada muerto en el campo del pueblo es, por definición, un retroceso gravísimo en las luchas por la obtención de las reivindicaciones de los más humildes. Más allá de cualquier otra consideración política, el Partido Patria y Pueblo repudia terminantemente este crimen, se solidariza con las víctimas y sus familiares, reclama que se establezcan las responsabilidades políticas de los distintos dirigentes involucrados (que deberán hacerse cargo de las consecuencias), exige el esclarecimiento inmediato de los hechos y el castigo a los culpables, y declara que:

a) la violencia política o gremial es inadmisible y mucho más el homicidio de un trabajador.


b) la terciarización de tareas debe ser eliminada de inmediato en todas las empresas, pero muy especialmente en aquellas que, habiendo estado privatizadas, han retornado al dominio público, y en los organismos del Estado en general. Las pautas de las gerencias antinacionales y antipopulares heredadas del menemato deben desaparecer. La Línea Roca debe incorporar de inmediato a los cesanteados por la terciarizada.

c) la oligarquía, el imperialismo, el estáblishment y el conjunto de las clases dominantes utilizarán cualquier incidente o provocación para desestabilizar políticamente al gobierno y atacar al movimiento obrero. En el presente contexto, todo intento de culpar indiscriminadamente a la dirigencia obrera es falso y distractivo, y colabora con los responsables directos del crimen. Alertamos a todos los trabajadores sobre la necesidad de observar la máxima prudencia en el ejercicio de sus derechos y en el combate por sus legítimas reivindicaciones; en particular, la máxima vigilancia contra la posible participación de provocadores de cualquier origen.

Buenos Aires, República Argentina, 21 de Octubre de 2010

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Unidad Se Van, con Programa No Vuelven

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.
I - El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.
No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigen…

La venganza de Clarín, la disciplina de clase, el odio gorila.

La intervención militarizada con tropas de Gendarmería al gremio de Canillitas, la separación del compañero Omar Plaini de la conducción del gremio por parte del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, que nada tiene que hacer en este caso, es otra andanada del Gobierno clasista de Mauricio Macri contra los trabajadores y sus organizaciones.

Estamos ante una venganza del Grupo Clarín, que desde hace años quiere castigar a un gremio que pone frenos a la inicua explotación de un monopolio insaciable.
Pero es más que eso. Para el Pro y sus secuaces, el movimiento obrero es la "mafia" laboral. Éste es el cuarto sindicato que intervienen, algo nunca visto bajo condiciones de institucionalidad constitucional.
Si el resto de los sindicatos y organizaciones políticas no intervienen contra esta ofensiva judicial (nunca hay que olvidar que el poder judicial se mantuvo en funcionamiento durante las dictaduras militares) y ante este comportamiento clasista y revanchista, condenarán a los …