Ir al contenido principal

Mauricio Macri y la educación pública

Desde que Mauricio Macri asumió la jefatura del Gobierno de la Ciudad, los que pertenecemos al campo popular no nos sorprendió ninguna de sus medidas antiobreras y antipopulares.

Salvo la izquierda abstracta que le gusta poner a los políticos como gatos en una misma bolsa, hay que tener en cuenta que el Macrismo representa lo peor de los prejuicios de la sociedad porteña. Su base política son estudiantes de colegios y universidades privadas, segundas líneas de antiguos partidos antinacionales cómo el menemismo y el cavallismo, gerentes de empresas privatizadas, ex miembros de fuerzas de seguridad expulsados por motivos “non santos” y contratistas del estado: todos ellos preparados para apropiarse de los fondos públicos cómo venían haciendo en los 90’.

Teniendo en cuenta su base política, se puede explicar muchas de sus medidas: expulsión de 2500 trabajadores del estado de la ciudad, con experiencia; reemplazados por estudiantes de universidades privadas, sin experiencia, con sobresueldos. Nuevos contratos con el estado favoreciendo al contratista y no al estado y al pueblo: las viandas escolares pasan de $5 a $7,5 por alumno pero con la disminución de la calidad. En el rubro de los contratos llamo la atención que la canchita de fútbol de una escuela de Lugano saldría $200.000. Podemos decir sin equivocarnos que es el gobierno que a cada santo le debe una vela pero, no son santos que desconfían de las grandes limosnas, todo lo contrario, financió en millones de pesos las refacciones de los colegios privados y destinó los fondos de salud y educación para darle trabajo a “ex -policías” expulsados de las fuerzas de seguridad, creando la policía Metropolitana bajo la excusa que lucha contra el delito.

Ante ésta situación, la educación se fue precarizando: se sacó los equipos de trabajo de las escuelas, principalmente los psicólogos, no se ejecutaron las refacciones en las escuelas, el sueldo de los docentes se deterioró con la excusa de la falta de dinero y, para colmo, no pagó la boleta de gas en el área educativa.

ORÍGENES DEL CONFLICTO
En los comienzos de su gobierno, Macri no dudó en sacar las Becas, que apenas representa una simple moneda para el presupuesto de la Ciudad, pero las movilizaciones estudiantiles impidieron su realización lo cual, al fin y al cabo era una caja muy chica en comparación a su posible desprestigio político. En el ámbito laboral, la situación cambió: si bien, durante los gobiernos de Ibarra y Telerman en las mesas de negociaciones, a veces con paro y a veces sin ellos, algunas reivindicaciones salariales se obtenían, ahora para el sindicato, la lucha iba a ser mas costosa. El sindicato apostó a los paros y a la movilización, de la manera que lo venía haciendo anteriormente, pero las negociaciones en términos comparativos resultaban mínimas

El gobierno de Macri apostó a la dilación y el agotamiento ya que muchos docentes empezaron a emigrar a la provincia de Buenos Aires donde los sueldos son más altos. También, la falta de aperturas de nuevas fuentes de trabajo y la no discusión sobre titularizaciones, donde el docente puede encontrarse sin la angustia de perder su fuente de trabajo, agravó el estado de agotamiento y la falta de docentes propuestos en actos públicos. También el macrismo, sabiendo de la existencia de 17 sindicatos empezó a negociar por separados para fragmentar la unidad sindical para una lucha decisiva. Apoyado sobre lo peor de los prejuicios antisindicales, el macrismo convirtió a la victima en victimario, buscó mediante la dilación, la fragmentación y el agotamiento desprestigiar al sindicato mayoritario (UTE) ante sus afiliados. El sindicato tomó una actitud defensiva: acompañamiento de los estudiantes por las becas, acompañamiento sobre los planes docentes dados de baja, esto esperando el momento oportuno

SINDICATO Y ESTUDIANTES
Así como se agotan los docentes, los establecimientos empezaron a agotarse. La falta de ejecución de las refacciones edilicias tiene un agravante, que cualquier albañil sabe, menos los arquitectos inspectores del macrismo que se le derrumban boliches y edificios: la humedad, principalmente de la ciudad, carcome las construcciones salvo que se le contrarreste el sistema de calefacción que Macri no puso en funcionamiento.

Una desidia y un ataque constante en las condiciones de vida de los mas pobres habitantes, primero se expreso en un fastidio entre docentes y alumnos, la mal llamada violencia escolar y no violencia del gobierno hacia los miembros de la comunidad educativa que ahora se traduce, en la lucha de los estudiantes por sus condiciones mas elementales ya el estudiante, por experiencia, sabe que el enemigo no es el docente, cosa que el Gobierno de la Ciudad le gustaría, sino el Macrismo.

El día 24/08, después de no llegar a ningún acuerdo, los docentes realizaron un paro por 24 hs., Mientras esto sucedía, los estudiantes empezaban a tomar lo que les pertenece cómo pueblo, las escuelas públicas. El sindicato docente mayoritario (UTE) comenzó apoyando a los estudiantes y a darle un espaldarazo, rechazó las listas negras. Si bien algunos directivos confeccionaron listas negras, otros directivos y docentes las rechazaron. El sindicato ve que ha llegado la oportunidad y llama a un a los estudiantes el día 16 por reivindicaciones conjuntas en toda el área educativa. Cómo muestra del apoyo del sindicato, se rechaza las listas negras y la extensión de las jornadas escolares. Mientras se realizaba el plenario de delegados el día 08/09 se llamo a votación rápida para ir al Normal nº 8 ante la posibilidad de desalojo, el plenario, casi en toda su totalidad se hizo presente. Ante posibilidad de provocaciones, el sindicato, junto a agrupaciones sociales se mantiene en estado de alerta.

El día 15 y 16 es necesaria una campaña de agitación y organización entre todos los miembros de la comunidad educativa, para encabezar de una vez por todas, un movimiento de lucha que debilite completamente al Macrismo y expulse de una vez a los peores políticos antinacionales y antipopulares del gobierno de la ciudad.

Guillermo Bustos
Patria y Pueblo Capital Federal

* Guillermo Bustos ademas de ser militante de PYP, ejerce la docencia en el Sur de la Capital Federal y milita en el sindicato docente UTE.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Con Unidad Se Van, con Programa No Vuelven

El coloniaje y sus agentes locales han retornado al poder. Los socialistas de la Izquierda Nacional convocamos a todos los argentinos, desde el partido Patria y Pueblo, a una nueva gesta de liberación. Vamos a impedir que hundan al país en la mendicidad, la indignidad y el caos, y vamos a asegurar que no vuelvan a ejercer jamás el poder mal habido que hoy detentan.
I - El retorno de la oligarquía al poder y la dirigencia de la UCR Argentinas y argentinos, arrancarse las vendas de los ojos es una obligación ineludible: el destino del país está hoy en manos de los mismos sectores económicos y sociales que en 1955 convirtieron en sus sicarios a las Fuerzas Armadas y en 1976 las usaron para imponernos un régimen criminal que ellos, y no la gran mayoría de los uniformados, prepararon, fomentaron, apoyaron y sostuvieron.
No se indigne nadie ante esta evidencia, y muy especialmente los radicales que durante la segunda presidencia de la Dra. Cristina Fernández de Kirchner creyeron en una dirigen…

La venganza de Clarín, la disciplina de clase, el odio gorila.

La intervención militarizada con tropas de Gendarmería al gremio de Canillitas, la separación del compañero Omar Plaini de la conducción del gremio por parte del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, que nada tiene que hacer en este caso, es otra andanada del Gobierno clasista de Mauricio Macri contra los trabajadores y sus organizaciones.

Estamos ante una venganza del Grupo Clarín, que desde hace años quiere castigar a un gremio que pone frenos a la inicua explotación de un monopolio insaciable.
Pero es más que eso. Para el Pro y sus secuaces, el movimiento obrero es la "mafia" laboral. Éste es el cuarto sindicato que intervienen, algo nunca visto bajo condiciones de institucionalidad constitucional.
Si el resto de los sindicatos y organizaciones políticas no intervienen contra esta ofensiva judicial (nunca hay que olvidar que el poder judicial se mantuvo en funcionamiento durante las dictaduras militares) y ante este comportamiento clasista y revanchista, condenarán a los …